Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

jueves, 19 de octubre de 2017

UNA VEZ MÁS VENEZUELA PECA DE INGENUA


martinoticias.com | 18/10/2017 | Web del Frente Patriótico
Dicen que el hombre es el único ser humano que tropieza dos veces con la misma piedra.
Los venezolanos lo han hecho varias veces en el curso de su historia, pero nunca tan seguido como después de la ascensión al poder de Hugo Chávez, quien trajo consigo planes específicos para apoderarse indefinidamente de esa nación y sus riquezas.
Chávez se entregó con toda su alma a lo que le dictaba Fidel Castro, a quien sirvió hasta su muerte en los proyectos de adueñarse de Venezuela.
El pueblo venezolano, ingenuamente, tomó parte en un plebiscito y en elecciones hechas por Chávez, quien quiso dar un tinte de democracia a las maniobras que acaparaban y compartían el patrimonio de la nación con el gobierno cubano.
Ningún cabo quedó suelto en las operaciones de robo de los chavistas. La fuerza armada, especialmente los altos oficiales recibieron constantes alzas en sus sueldos y numerosas prebendas que los dejaron atados a los planes del gobierno.
Pero donde se vio la previsión a futuro para la continuidad del chavismo, fue en la manipulación de las máquinas de votación.
Una y otra vez se ha advertido que las máquinas están arregladas para alterar los resultados electorales.
El comandante cubano Ramiro Valdés personalmente viajó a Caracas en febrero del 2010 invitado por Chávez, quien explicó que era para asesorar y buscar solución al problema energético que sufría el país: “Ellos (los cubanos) lo han tenido (el problema eléctrico) muy grave en otras épocas (…) Está con nosotros al frente de esa comisión uno de los héroes de la revolución cubana, el comandante Ramiro Valdés…”
Pero el problema era que precisamente el manejo de la energía eléctrica en Cuba era y es un desastre. Los cubanos tenían (y tienen) “apagones”, la mayoría del tiempo están sin luz y lo extraño es que tengan energía. ¿Entonces, qué podía enseñar Valdés de electricidad a los venezolanos?
A lo que fue realmente fue Valdés a Venezuela era para manipular las máquinas de votación y dejarlas listas para futuras consultas electorales.
En agosto de este año Smartmatic, la empresa encargada del recuento de votos en Venezuela, denunció que hubo “manipulación” del dato de participación en las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente. Su consejero delegado, Antonio Múgica realizó esas declaraciones en una rueda de prensa celebrada en Londres, después de que las autoridades electorales cifraran el número de votantes en 8,1 millones de personas.
Smartmatic explicó que gracias a la existencia de un “robusto sistema automatizado de votación” se pudo saber que “sin lugar a dudas, en las pasadas elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente, hubo manipulación del dato de participación”.
“Una auditoría permitiría conocer la cifra exacta de participación. Estimamos que la diferencia entre la cantidad anunciada y la que arroja el sistema es de al menos un millón de electores”, agregó la compañía.
Esa firma ha sido la encargada de proporcionar la plataforma tecnológica de votación y servicios para las elecciones en Venezuela desde 2004, incluyendo la polémica elección de agosto para la Asamblea Constituyente.
Hoy “el trabajo” de Ramiro Valdés sigue dando sus frutos en las elecciones regionales.
El Consejo Nacional Electoral anunció “tendencias irreversibles” en 22 de los 23 estados. Aseguró que el chavismo ganó 17 gobernaciones, 5 la oposición y una permanece en disputa.
La opositora MUD denunció que el régimen manipuló los resultados.
Un Maduro eufórico incluso quiere apropiarse de todo y advierte que la Asamblea Constituyente hará una auditoria del proceso electoral “a ver si no sacamos también esas 5 gobernaciones”.


Alexis Alzuru: Constituyente y conspiración
Oct 2, 2017 7:01 am
La salida de Maduro se perfila como un proceso sin elecciones. Una fase que obligará a tejer pactos inesperados. Alianzas que para muchos resultan desagradables siquiera imaginarlas; pues transitoriamente la oposición estaría obligada a compartir el poder con militares chavistas. Sin embargo, esa elasticidad política se justificará porque está en juego no sólo el rescate de la democracia sino evitar que Venezuela se convierta en la otra Cuba de América Latina. Por cierto, ese ciclo habrá que procurarlo pronto; antes de que el gobierno gane oxígeno. Sobre todo, antes de que desde la constituyente quienes conspiran contra la nación terminen de calzarla con el comunismo cubano.
Las prioridades cambiaron con la Constituyente. Si hasta abril el asunto era presionar la salida Constitucional y negociada del gobierno, ahora el foco es evitar que la nación se convierta en pieza clave de la política internacional cubana. Propinarle un golpe al sector pro-cubano que hoy monopoliza el poder es la misión que tiene cabida en este momento. Desterrados los cubanos habrá que negociar la vuelta a la democracia. Por supuesto, para avanzar en esa dirección urge redefinir la visión, fines, procedimientos y alianzas de la oposición; lo cual es un asunto complejo en sí mismo. Por eso, resulta un derroche de tiempo, recursos, expectativas y emociones participar en elecciones.
La legitimidad de la Constituyente son las armas y su finalidad rebasa la reforma de la Constitución. La Constituyente es el marco en el que se concreta la mayor conspiración contra Venezuela. En esa Asamblea se realiza el endoso de la república al trabajo que Cuba realiza en la región; una labor que tiene objetivos de largo alcance. Todo sugiere que ese programa tiene carácter continental y, en especial, subregional. Además, hay datos suficientes que sugieren que los cubanos no operan solos. Esa isla sería la punta de lanza de un proyecto en el que estarían involucrados Rusia, Irán, Turquía y Siria, entre otros; y, por supuesto, los grupos ilegales que esa alianza utiliza para conseguir el dinero ilícito que necesita para financiar sus actividades trasnacionales.
La envergadura del proyecto en el cual el gobierno de Maduro está asociado explica que las decisiones sobre el destino del país se tomen en la Habana, no en Caracas. Ese mismo hecho explica el protagonismo y el poder que tienen los militares chavistas procubanos. Después de todo, son ellos quienes a sangre y fuego deben garantizar la ejecución y la obediencia de los planes que se pactan en Cuba. Los civiles oficialistas igual tienen su papel en esta trama. Este grupo se encarga del costado comunicacional que los militares no saben administrar: Simular, engañar y confundir con sofismas. De hecho, es lo que realizan con el dialogo que convocaron en R. Dominicana. Con el cual buscan ganar un poco de legitimidad; pero en especial desean tiempo, porque quienes conspiran saben que la anexión del país al proyecto cubano debe hacerse irreversible.  
La oportunidad para retirar a Venezuela del ajedrez cubano dependerá de la velocidad y la audacia que se tenga para tramitar que la salida de Maduro era un problema civil exclusivamente hasta hace seis meses. Pero el escenario cambió con la Constituyente. En el presente y en el futuro, cualquier cambio político que se pretenda promover será una cuestión que deberán decidir los militares antes que los civiles. Ahora bien, en este país todos sabemos que en los cuarteles la mayoría de los militares son chavistas. Sin embargo, también es razonable presumir que muchos serán chavistas pero no pro-cubanos. Con esos sectores es que debe realizarse el trabajo político. Si la prioridad es zafar a Venezuela del proyecto que ejecuta Cuba entonces habrá que entenderse con el militarismo anti-castrista. Sin el consentimiento y las armas que estos sectores tienen hoy la salida de Maduro no podrá producirse.
Colocarle punto final al dominio que Cuba tiene de Venezuela no será un objetivo fácil de lograr, entre otras cosas porque Castro no negociará su proyecto. Corresponde obligarlo a retirarse. Habrá que sacarlo a empujones o por la fuerza porque Cuba es la piedra de tranca para recomponer la vida de la república.

Alexis Alzuru.

@aaalzuru

Son los ejes de la supervivencia de la más repudiable y devastadora dictadura de la historia venezolana: su supuesta naturaleza socialista y de izquierdas, que encuentra el respaldo y beneplácito de todas las izquierdas y el llamado progresismo del mundo, por una parte. Y el colaboracionismo culposo de una dirigencia opositora acordada con el régimen para preservar sus propios espacios de supervivencia. En el medio, huérfano, un pueblo y una nación a la deriva. Es la tragedia de Venezuela.


LA DICTADURA PRODIGIOSA
Antonio Sánchez García | 18/10/2017 | Web del Frente Patriotico

A María Corina Machado y Antonio Ledezma 
            El problema lo ha destacado con su habitual coraje, lucidez y perspicacia el Secretario General de la OEA, Luis Almagro: “Cualquier fuerza política que acepte ir a lecciones sin garantías se transforma en instrumento del fraude”. La pregunta que subyace al comentario y Almagro se cuida siquiera de insinuar, es: ¿cuál fue el precio, cuáles las promesas planteadas por el régimen para comprar esa aceptación de parte de Henry Ramos, Julio Borges, Leopoldo López, Manuel Rosales y Henry Falcón, encontrándose acorralado por la Resistencia y acosado por una opinión pública internacional escandalizada por el matadero que estaba ejecutando en las calles de Venezuela? ¿Cómo un verdugo se convierte por mor de la víctima en un demócrata ejemplar? ¿Cuáles fueron las exigencias y los intereses de la oposición como para aceptarlo? ¿O no es infinitamente más escandaloso que el fraude, haberse prestado mañosamente a pasar agachados por las horcas caudinas del ministerio electoral de la dictadura perfectamente conscientes de la naturaleza mafiosa y gansteril del CNE? ¿Preparando el camino del fraude con sus insólitos ataques a quienes preveníamos la inminencia del crimen? ¿Culpando ahora al pueblo que se negó a convalidar el crimen? ¿Quiénes. en esta trama turbia, obscena y escandalosa de complicidad política, son los culpables, quiénes los inocentes? 
Patricia Janiot, la gran reportera colombiana de CNN puso el dedo en la llaga.  Se preguntaba asombrada, cómo era posible que una dictadura que tiene los más altos índices de inflación, de miseria, de violencia y criminalidad del mundo, que ha despilfarrado trillones de dólares y cuya cúpula cívico militar se ha robado cientos de miles de millones de dólares – la inmensa mayoría de ellos aún a resguardo en serios establecimientos bancarios del mundo de los negocios -, es el primer cartel narcotraficante del planeta, sirve de base al terrorismo del Estado Islámico en Occidente y puede llegar al extremo de asesinar un manifestante por día, entre muchos otros récords Guinness sólo posibles en un país mutilado por la barbarie castro comunista, podía arrasar en un proceso electoral como lo hiciera supuestamente este domingo 15 de Octubre de 2017, fecha que debe quedar consignada para la historia de los fraudes más descomunales habidos en la historia de las dictaduras de América Latina y, posiblemente, del Tercer Mundo. En el Primero ya son absolutamente inimaginables. Y en las neo dictaduras del desarrollo, como en China o en Rusia, absolutamente innecesarias. ¿Es posible que un crimen tan burdo, torpe y escandaloso tenga lugar sin la complicidad de la víctima? 
            Es obvio que Patricia Janiot y todos los periodistas dotados de una mínima objetividad y capacidad de análisis saben que la respuesta está implícita en la pregunta. Se trata, en efecto,  de una dictadura dotada de tres características únicas y difícilmente repetibles en otro lugar de América Latina: tiene lugar en un país petrolero que cuenta con las mayores reservas petrolíferas del mundo y, por lo tanto, potencialmente rico; es la única satrapía colonizada en sus sesenta años de existencia por la tiranía castro comunista cubana, que la posee y domina con toda su ingeniería político militar totalitaria por lo menos desde mediados del año 2002; ha logrado implementar un sistema de dominación mixto, demócrata-dictatorial, con la importante colaboración de una élite política opositora partidista, corrupta y dispuesta a participar en su cortejo legitimador a cambio de canonjías y prebendas económicas inconfesables.
            Esa dictadura, que ha logrado un primer prodigio: arruinar en pocos años al país más rico y próspero de la región, devastar su poderosa y ejemplar industria petrolera y sumir a su joven, semi educada y pujante población, en una estremecedora crisis humanitaria, llevó a su máxima perversión la mascarada de elecciones periódicas que han servido a dos propósitos: aparentar el funcionamiento de una democracia plebiscitaria, directa y general, y confundir a la opinión pública mundial que observa, desconcertada, sus prodigios electorales. Es el caso del proceso electoral de este 15 de octubre último.

            Pero no el único. El 30 de julio escenificó otro aún más asombroso: violando sus propias disposiciones constitucionales celebró un falso plebiscito en medio del más desértico y despoblado de los comicios habidos en la historia de la República, con el insólito resultado de haber contado con más de ocho millones de votantes. Fueron nuestros walkings deads: nadie los vio, nadie pudo certificarlos, la empresa desalojada de la responsabilidad de velar por su funcionamiento electrónico lo declaró desde Londres explícitamente fraudulento,  aunque sirviera para dotar de existencia a un fantasmagórico instrumento de legislación, legitimación y aplicación de justicia único en el planeta: la llamada Asamblea Nacional Constituyente, un funambulesco organismo supra constitucional dotado del poder de vida o muerte de la ciudadanía. No lo aceptó nadie en el mundo. Salvo, implícitamente,  la propia oposición venezolana. 
            En efecto, lo asombroso no fue ese fraude histórico y su dimensión esperpéntica. Lo asombroso es que fue precedido de otro ejercicio electoral plebiscitario organizado directamente por la oposición que contó, verdadera, visible, inobjetablemente con la asistencia comprobada de más de siete millones setecientos mil ciudadanos. Que calculados sobre la base del potencial electoral real y la cifra de abstención orgánica, no le dejan al régimen más que dos millones quinientos mil o tres millones de votantes eventuales. Una cifra que se corresponde a los datos de todas las encuestas, según la cual el gobierno de Nicolás Maduro cuenta con un rechazo explícito del 85% de la población votante. De dieciocho millones de electores, ese 15% restante asciende a la cantidad de dos millones setecientos mil votantes. Es el techo electoral de la dictadura prodigiosa, que multiplica los votos como Jesús los panes.
            Detrás de estos arcanos aparentemente indescifrables hay hechos que deben confundir a Patricia Janiot y en general a la comunidad internacional que se solidariza con la oposición venezolana en su desesperada, pero espasmódica, heterogénea y contradictoria lucha por la Libertad. Nos referimos a los gobiernos democráticos del mundo, a la Organización de Estados Americanos y su Secretario General, Luis Almagro, a la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, a la Comunidad Europea. ¿Por qué esa misma oposición que convoca a ese plebiscito, una de cuyas preguntas, respondidas unánimemente por los consultados, y que llamaba a desconocer a dicha Asamblea Nacional Constituyente por inconstitucional, fue flagrantemente desconocida por la misma oposición al aceptar ser convocada por ella a unas elecciones regionales pendientes de realización, en otro flagrante desconocimiento de las normas constitucionales? ¿Cómo se llama a desconocerla el 30 de Julio y días después se la legitima aceptando su convocatoria a unas elecciones regionales, quebrando así los dramáticos meses de enfrentamientos que también ella convocara y dirigiera, aplicando dos artículos definitorios y terminantes de la misma Constitución – los artículos 333 y 350 que llaman a desconocer un régimen dictatorial y obliga y legitima el combatirlo por todos los medios – y que se saldaran con el asesinato de más de ciento sesenta jóvenes manifestantes, a razón de un asesinato promedio por días de luchas?
            Mayor confusión causa saber que esa misma oposición, mayoritaria en el principal cuerpo legislativo de la Nación, declaró ilegítimo al presidente de la República, aplicándole una cláusula que lo separa del cargo por ausencia. ¿Cómo lo separa de su cargo y, al mismo tiempo, obedece sus decisiones? ¿Cómo puede desconocerlo y simultáneamente aceptar su convocatoria a elecciones regionales, sin dar la impresión de estar coludida con la dictadura y aceptar jugar con ella en un tira y encoje que no hace más que vitalizar al régimen, garantizar su sobrevivencia y quebrantar las fuerzas populares?
            No existe otra respuesta explicatoria a las aparentemente inexplicables preguntas de la periodista Patricia Janiot que ésta:  el régimen dictatorial de Nicolás Maduro, abiertamente al servicio de la tiranía cubana a la que sirve para asegurarle su frágil sobrevivencia, sobrevive ella misma, se mantiene y legitima por una dirigencia político partidista colaboracionista que no quiere, no desea ni termina de entender el juego siniestro del que forma parte. Y una ciudadanía fracturada entre quienes aceptan seguir el maquiavélico juego al que una parte dominante y hegemónica de su dirigencia la compele, y otra, aparentemente ya mayoritaria, que se niega a seguir el pérfido juego de mezquinos intereses del colaboracionismo cogobernante. Esa parte colaboracionista ha llegado al extremo de culpar por el monumental fraude de este 15 de octubre al propio pueblo venezolano y a quienes denunciaron la naturaleza perversa y corrompida del proceso electoral, previendo con una dolorosa exactitud lo que, en efecto ocurrió: este régimen no será desalojado pacífica y electoralmente. 
            Son los ejes de la supervivencia de la más repudiable y devastadora dictadura de la historia venezolana: su supuesta naturaleza socialista y de izquierdas, que encuentra el respaldo y beneplácito de todas las izquierdas y el progresismo del mundo, por una parte.  Y el colaboracionismo culposo de una dirigencia opositora acordada con el régimen para preservar sus propios espacios de supervivencia. En el medio, huérfano, un pueblo y una nación a la deriva. Es la tragedia de Venezuela.


Asi es la vaina...tristemente o para que el venezolano al fin tome conciencia.


LA SUERTE ESTÁ ECHADA, O ALEA JACTA EST
Marco Tulio Cicerón | 18/10/2017 /Web del Frente Patriótico
Según un conocidísimo periodista, y las redes sociales, poco antes de las 8:00 pm de la noche, las atropelladoras fuerzas del PSUV-Gobierno, reconocían haber perdido los estados Miranda, Lara, Táchira, Carabobo, Mérida, Zulia, Amazonas, Nueva Esparta, Falcón, y posiblemente Bolivar. No habían transcurrido apenas dos horas cuando de repente cambian las cosas, y los chavistas anuncian muy ufanos y alegres que han ganado en Miranda y Carabobo, y posteriormente fueron agregando gobernaciones hasta totalizar en 17 estados. Ninguna de las encuestadoras Hercon, Venebarómetro, Poder y Estrategia, Consultores 21, Datanalisis y Delphos, le daba mayoría al PSUV.  Como diría un personaje del mago de oz “Toto, creo que ya no estamos en Kansas”.
De igual forma observamos atónitos en televisión, cómo Ángel Oropeza, (vocero de la MUD) “alertó” que tenía las cifras en la mano, que el gobierno también las tenía, y que si anunciaban otra cosa, podían ponerse las cosas feas.  Esto es, la MUD se obsesionó en no informar  sus resultados, mientras que el gobierno de forma siniestra y grotesca preparaba los suyos. Esto es, privó simplemente el criterio “legalista y principista” sobre los criterios políticos y mediáticos.
Tal como dijera un columnista también desaparece de un solo plumazo, la tesis de que de que no hay ventajismo posible, irregularidad programada y ejecutada, que realice el CNE que no pueda ser derrotada por la mera voluntad popular.  Se habían olvidado todos, que las dictaduras aprenden rápidamente, cambian y esta había logrado, detener el Referendum Revocatorio, y realizar la patraña de la Asamblea Nacional Constituyente, ante la cual se irán a juramentar los gobernadores electos. Mucho menos le hacen caso a la reacción internacional – ni fu ni fa-  puesto que  ellos tiene su propio apoyo internacional, con Cuba, Nicaragua, Irán, Rusia.
Por otra parte, durante los últimos dos meses la dirigencia de la MUD se aferró  persuadiendo al electorado por casi todos los medios y columnistas afines a sus tesis            (Carlos Raúl Hernández, admirador de Ramos Allup) para que participara en estas elecciones. Emplearon hasta, cómicos, sitios web reconocidos (incluyendo el Chigûire Bipolar). Lo más detestable fue que se  utilizara una manipulación mediática de guerra psicológica que endosaba la  culpabilidad hacia quienes  no pretendieran votar, en vista de que  si  no lo hacía, él no votante sería el culpable o “le haría el favor al gobierno”.
Hoy por hoy, querrán algunos fanáticos o acólitos  de la MUD, culpar a los abstencionistas, porque así estructuraron su campaña, pero esto feo que ha pasado, no es culpa ni de usted  que votó, ni mucho menos de los que no votamos.   De toda esta situación el único culpable es la dictadura, y sobre todo, culpa de aquellos dirigentes que conociendo que podía ocurrir esto, y aún así transmitieron un mensaje tranquilizante, de paz,  sabiendo que la dictadura cuando pierde arrebata, al igual que Jalisco.
Ante el comunicado de la MUD.  No recuerdo si fue la madre del Rey Boabdil de Granada, último rey moro de España, que cuando volvió la mirada hacia Granada, se le salieron unas lágrimas, ésta le dijo:
– Ahora lloras como mujer lo que no supiste defender como hombre.
Tantas veces se los advertimos, tantas veces se los dijimos, y algunos nos respondían igual como el gobierno le responde a  sus críticos: ¡ con insultos y groserías !  Muchos errores sumados y acumulados desde hace mucho tiempo.  La señora de Ramos Allup, hermana de un poderoso contratista del gobierno, en una ocasión afirmó que las mujeres del PSUV eran unas “niches” que no se sabían vestir. ¡ Cómo que nunca conoció la mujer del César a las dirigentes adecas de barrio ! Ya salió el pitado y repudiado en pleno Barquisimeto, Henri Falcón a reconocer el “triunfo” de la señora Melendez en Lara. Por si todo esto fuera poco, el gobierno exige además a los gobernadores electos de la oposición, que pasen por las horcas caudinas -perdón electorales- de la Asamblea Nacional Constituyente la cual ha sido rechazada por  una veintena de países. Pero así son las cosas: -Vae victis-
¿ Qué se ganó participando ? Mayor fortaleza del gobierno, propaganda gratis por parte de la oposición tranquila y “democrática” de que este gobierno no es una dictadura. Y mayor persecución de las erinias revolucionarias  contra la dirigencia rebelde, patriota y valiente.
También como se acuarteló a las policías, la nacional, las estatales y las municipales, hubo entonces carta blanca para el hampa.  En efecto, a la animadora Vanessa Senior la robaron frente a su casa. Y los colectivos disfrutaron lo que mejor saben hacer y hacen, la violencia contra los opositores.
Así están las cosas


martes, 17 de octubre de 2017

¿ POR QUÉ HA FRACASADO LA MUD ?


Marco Tulio Cicerón | 17/10/2017 | Web del Frente Patriótico
La MUD es heredera de la Coordinadora Democrática, la cual era manejada por un ex alcalde copeyano del Distrito Sucre, no supo aprovechar el movimiento militar contra Hugo Chávez el 11 de abril del año 2002, y se dejó robar el referendum. Enrique Mendoza, no supo, o no pudo, o simplemente no quiso llamar a la gente a la calle. De ahí en adelante menguó su estrella política, y hoy casi nadie se acuerda de él.

Posteriormente, se metió de lleno en la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, antiguo secretario privado de Luis Herrera Campíns, uno de los peores gobernantes que ha tenido la democracia.  Su trabajo consistió en un vulgar “lobby” para acercar a la gente del MAS, con la gente de Primero Justicia, Bandera Roja etc. Jamás pudo Ramón Guillermo Aveledo, politólogo, ganar una posición electoral como Alcalde de Barquisimeto,  su trabajo era fungir como un “intelectual”, y a disfrutar viajando por el mundo. Nadie en el extranjero, comprendía eso de que el gobierno de Chávez era un gobierno fuerte, y nunca se atrevió a mencionar la palabra dictadura comunista. En efecto, no se podía desagradar a Teodoro Petkoff, gran caimán de la MUD -sin partido- pero con mucha influencia, al punto de haber desarmado el movimiento militar que sacó a Chávez por dos o tres días del poder. Total, tampoco se podía desagradar a Fidel Castro gran protector de Chávez y luego de Maduro, mientras vivió. Hoy por hoy,  el antiguo líder masista gravemente enfermo, afronta o confronta el “buen” trato revolucionario, con jueces y fiscales que van a certificar a su vivienda, personalmente, si está enfermo de “verdad”. Así paga Lucifer a quien bien le sirve.

Posteriormente, el movimiento estudiantil y cientos de jóvenes pobres, sin trabajo, muchos harapientos, sin siquiera donde vivir, se le alzaron al gobierno. La MUD aprovechó ese movimiento tremendamente popular al cual le tenía asco, para salir “dialogando” en televisión con los jerifaltes del PSUV. Mientras tanto, se fortalecía nuevamente el gobierno, dando al exterior una imagen de “receptivo.

Posteriormente, Vinieron las elecciones en el año 2015 para elegir la Asamblea Nacional, por fin ganaron una, y pasados varios meses el gobierno logró anularla, y siguió como si nada. Con la exacerbación del proceso inflacionario,  la escasez de alimentos, medicinas, etc. Se intentó otra vez, el expediente del Referendum Revocatorio, el cual tomó una popularidad inusitada. Otra vez, la MUD cayó en el truco viejo del diálogo, y dejó una vez más perdida una oportunidad de oro para salir del gobierno.

Al final se cansaron los parlamentarios y llamaron a la protesta popular. La protesta popular sí de verdad le demostró al exterior que aquí hay una dictadura militar y comunista. También el mal humor de Donald Trump hacia Raúl Castro, benefició el giro de las protestas. Por cierto, que jamás vi a Henri Ramos Allup, encabezando una protesta, como si vimos al diputado Miguel Pizarro. “Chúo” Torrealba que fue vendido como un experto en los barrios y las clases populares, y su personalidad se marchitó en este movimiento.  Hubo más de un centenar de muertos en estas protestas, cientos de heridos, miles de detenidos y jóvenes torturados, damas violadas,  y de repente el gobierno anunció elecciones, y otra vez los de la MUD volvieron al redil.



Quizá el defecto más grave de la MUD, es creer que unas elecciones bajo la égida de este régimen es igual que cuando se sucedían elecciones, en donde un buen Rafael Caldera competía con un bondadoso Gonzalo Barrios, y en donde existían Consejos Supremos Electorales en donde todos los partidos tenían sus representantes.  Algunos estadísticos han advertido sobre la manipulación del registro electoral el cual ha crecido a una tasa superior la de la población en su totalidad. Y al parecer los líderes y dirigentes principales de la MUD desconocen la factura anti-democrática y pro comunista de los voceros del PSUV y del gobierno; de paso el PSUV y el gobierno están unidos como lo están los partidos comunistas en los países donde han gobernado y donde gobiernan (Cuba y el Partido Comunista cubano, verbigracia).  Esto es, el partido se confunde y se entrelaza con los órganos oficiales del gobierno, ahí incluidas las fueras armadas.

Además, la MUD está condenada al fracaso porque al contrario de lo que dicen los voceros gubernamentales, no es de derecha, falso de toda falsedad. Todos sus partidos tienen el espectro del socialismo, desde Bandera Roja, pasando por AD (socialdemocracia), por Primero Justicia (social cristianismo)  y pare usted de contar. Jamás anuncian qué van a hacer para cambiar las políticas económicas del gobierno. Simplemente, dicen voten por mi porque soy mejor que el gobierno castro-madurista. Cosa que es difícil de tragar por las masas empobrecidas.  Mientras tanto, la crisis económica continúa, la gasolina vendida a precios irrisorios, comienza a escasear, y el transporte colectivo se está paralizando.

No sabemos en el tiempo en que hemos escrito estas líneas, los resultados electorales definitivos, pero sabemos que gane quien gane, el mayor triunfador será la imagen potenciada de Nicolás Maduro con una aureola democrática, y será un reconocimiento a la autoridad de la Asamblea Constituyente. En este caso, debemos recordar la consigna del Mayo francés, que decía: ”seamos realistas, pidamos lo imposible”. Y en este caso, lo imposible es la salida de Maduro para que de verdad volvamos a tener unas elecciones sin trucos, sin CNE parcializado, y unas fuerzas armadas que se ocupen de lo suyo, y su alta oficialidad no se vea acusada de corrupción.


¿Quién es el considerado Presidente de Venezuela?

 MADURO
Nelson Castellano-Hernández | 16/10/2017 /Web del Frente Patriotico
Sin lugar a dudas es iletrado, intenta esconderlo simulando voluntariamente errores en el lenguaje, en un esfuerzo por ocultar los que comete por ignorante. Probablemente su problema es que es bruto, no es su culpa… pareciera algo genético, ya que su hijo lo heredó.
Este sórdido personaje estaba destinado a ser un dirigente sindical, un cuadro partidista o cuando más un jefe de banda… se formó en Cuba para ello. El traje de Presidente le quedó muy grande, no tenía ni madera ni preparación para ello.
Por instrucciones de Fidel, Chávez lo designa su heredero, el que terminaría su labor… desmantelar por completo el aparato del estado venezolano, para convertirnos en un apéndice de la Habana.
Indigno venezolano, si es que lo es; traidor a la patria y asesino del pueblo. Ordenó dispara a la juventud, impide un corredor humanitario para aliviar la falta de comida y medicinas y permitió que el cubano invasor, infiltrara los servicios de defensa, identificación y comunicaciones.
Su fracaso a la cabeza del estado, es propio de quien llegó sin legitimidad, dispuesto a todo para no perder el poder. Su objetivo financiar a quienes lo pusieron allí, Fidel y Raúl y de paso engrosar sus cuentas personales secretas.
No es que haya sido un incapaz, un corrupto o un asesino, él estaba allí para eso. Y vaya si fue lejos, cientos de jóvenes asesinados, miles de personas presas, millones de millones de dólares desaparecidos, Pdvsa arruinada, las instituciones desacreditadas.

Los supermercados vacíos, las empresas privadas cerradas, causando una falta generalizada de fuentes de trabajo. El miserable baila con su mujer, la narco-tía; se burla de nuestras necesidades rodeado de su banda de asesinos, ladrones, delincuentes y salteadores de caminos … mientras tanto un pueblo desnutrido, flaco, languidece haciendo colas por productos racionados… no, no fracasó, por el contrario, cumplió su parte del plan.

PERO QUIEN ESTÁ DE VERDAD DETRÁS DEL PODER EJECUTIVO ES ADEMÁS
DE RAÚL CASTRO EN SUSTITUCIÓN DE FIDEL QUE MURIO, UN CAPITOLIO AL
MEJOR ESTILO DE LOS "JUEGOS DEL HAMBRE"

Venezuela está en manos deL CAPITOLIO integrado por representantes de la delincuencia organizada,y la izquierda interacional y el narcotráfico mezclado con el islamismo terrorista, quienes no son más que una minoría inepta y corrupta que con las armas y el terror, aspiran someternos eternamente. Con ellos no habrá entendimiento, sin una presión fuerte, interna y externa, que los obligue… que no les deje otra salida.


Como cualquier Dictador no quiere al pueblo, solo lo utiliza para los discursos, donde pretende amarlo y hablar en su nombre, mientras tanto adelanta una política para someterlo, chantajearlo y arrastrarlo hacia la violencia.
La verdad le molesta, funciona como un espejo que le muestra su miseria como ser humano, por eso cierra medios de prensa, aprueba leyes contra la censura, persigue a todo el que disienta de su proyecto.
Para no dar la impresión de estar desnudo, miente en cadena, una y otra vez, acusa a la oposición, al imperio, a otros presidentes… solo que ahora nadie le cree, ni su gente. Todas esas escorias que lo acompañan, saben que el hombre es bruto y que se le notan las costuras.
El mundo entero lo acusa, es un dictador; perdió por completo todo viso de legitimidad, pierde la calma, transpira ante las cámaras, proyecta su desequilibrio y su odio. Furioso y con la lengua enredada no atina a hilvanar frases que convenzan, apunta con el dedo a “Trun”, vocifera, desprecia, tartamudea y eructa, como aquel otro histérico.
En vez de intentar el camino de la concertación, para encontrar soluciones a los verdaderos problemas de los venezolanos. En vez de enfrentar argumentos con argumentos, escoge el camino de la opresión; ese con el que muestra su verdadera naturaleza totalitaria.
De allí que impedir el Referéndum Revocatorio, fue la única solución que tuvo para no verse obligado a entregar el poder. Destituir y meter presos a alcaldes electos de manera soberana; desconocer la Asamblea Nacional; perseguir la Fiscal; disolver las manifestaciones a sangre y fuego; ahogar la prensa libre… son, entre otras, las medidas por las que optó.
El déspota ha quedado desnudo ante las democracias del mundo, la verdad ha sido vista por el mundo. La opinión pública internacional desconoce su constituyente, le señalan su lastimosa realidad y denuncian la miseria, a la que ha arrastrado a un país petrolero.
El “presidente-títere”, sacude su humanidad para criticar a Rajoy, Presidente del Gobierno Español, denuncia los heridos de Barcelona, pero sin vergüenza alguna calla ante los cientos de muertos y los miles de heridos venezolanos, en las protestan contra su régimen.
El descarado critica al Presidente Americano y promete ayuda a Puerto rico; envía recursos a Cuba y otras islas del caribe, azotadas recientemente por violentas tormentas tropicales. Pero impide que la ayuda humanitaria entre a Venezuela.
Permanece indiferente ante parturientas en bancos o en aceras públicas, el hecho no le importa, lo único que le preocupa es que se publique. Bailan alegres Maduro y su mujer, mientras el pueblo hurga en la basura, o atraviesa fronteras arrastrando un paquete de 25 kilos… sus únicas pertenecías; dispuestos a buscar refugio en países vecinos y poder sobrevivir.
Maduro devaluó tanto la moneda, que terminamos pagando con bultos. Permitió que se acabaran las medicinas en el país y volvieran enfermedades erradicadas; intentó enterrar la democracia; es el que tuvo más escorias a su alrededor, ayudándolo en la destrucción de las instituciones; el que involucionó Venezuela… el que más nos avergonzó.

Será recordado como el responsable de la debacle, el traidor que gobernaba para los Castro… Sin duda la Historia solamente hablará de él… haciendo referencia a la manera como salió del poder.
Describirá el destino de un dictador de poca monta, que permaneció en el poder gracias a una banda de militares corruptos, contrabandistas y narco-traficantes. Cegados con la riqueza fácil, mal habida, que pensaban que lo sucedido a Ceaușescu, Sadam, Gadafi o Mussolini, jamás les sucedería.
La política económica del régimen es la causa de la crisis nacional, Maduro prometió convertirse en Dictador para mantenerla “por las buenas o por las malas”. El tirano cumplió su promesa y el venezolano entendió que, solo existe una solución para liberarnos de esto.
Venezuela está en manos de la delincuencia organizada, no son más que una minoría inepta y corrupta que con las armas y el terror, aspiran someternos eternamente. Con ellos no habrá entendimiento, sin una presión fuerte, interna y externa, que los obligue… que no les deje otra salida.
PRESIDENTE DE ODEBRECHT ACUSA A NICOLÁS MADURO
gentiuno.com | 16/10/2017 | Web del Frente Patriótico
Profusamente ha circulado el video de la declaración del presidente de Odebrecht en la que confirma que aportó 35 millones de dólares para la campaña de Maduro

Euzenando Prazeres de Azevedo explicó ante la Justicia brasileña que negoció con un representante del presidente chavista. “Pidió 50 millones de dólares y yo acepté pagar un poco menos”, reveló
La declaración se produjo el 15 de diciembre de 2016, pero su video recién fue difundido ahora. En esa presentación, el presidente de Odebrecht, Euzenando Prazeres de Azevedo, cuenta cómo fue que lo contactaron desde el chavismo. Cómo y con quién habló. Además, detalla cómo lo presionaron para que aporte recursos de manera irregular a la campaña de Nicolás Maduro.


“Fui buscado por un representante de Maduro, un venezolano llamado Américo Mata, que había sido presidente durante años del Instituto de Desarrollo Rural de Venezuela, yo ya lo conocía del gobierno de Chávez”, detalló Prazeres de Acevedo en su declaración con la intención de rebajar su condena.
“Nos reunimos varias veces y un día me pidió una contribución, sabiendo del tamaño de nuestras operaciones…”, admitió el ejecutivo de la constructora brasileña. “Pidió un valor grande y acepté pagar 35 millones de dólares. “Pidió 50 millones y acepté pagar 35”, dijo para dejar bien en claro que tuvo que negociar. ¿Qué recibiría a cambio?: “Lo que yo le pedí fue que si el candidato ganaba mantuviese nuestras obras como prioritarias en su gobierno”.
“Nosotros negociamos, acepté pagar, y fueron liberados esos recursos”, concluyó.

Durante la declaración Prazeres de Azevedo recurrió a una hojas donde tenía detallado cada uno de los pagos que realizó.

DEBATE SOBRE LA MISERIA, MISERIA DEL DEBATE Antonio Sánchez García...En Venezuela rige solapada e implícitamente la norma vigente en las peores dictaduras: PROHIBIDO PENSAR



 16/10/2017 | Web del Frente Patriótico
En Venezuela rige solapada e implícitamente la norma vigente en las peores dictaduras: PROHIBIDO PENSAR
Antonio Sánchez García @sangarccs
“Las dictaduras fomentan la opresión, las dictaduras fomentan el servilismo, las dictaduras fomentan la crueldad; más abominable es el hecho de que fomenten la idiotez.”
Jorge Luis Borges
1 
            No recuerdo, en estos 18 años de socialismo bolivariano ni en estos veinticinco años transcurridos desde el golpe de Estado que rompiera el hilo constitucional y quebrantara para siempre el Estado de Derecho, tras la intención de derrocar al gobierno constitucional e imponer una dictadura socialista, una sola discusión, ni un miserable coloquio o un desangelado debate – tampoco libros, ensayos o artículos que versaran sobre la naturaleza que subyacía a ese Estado de Derecho ni sobre el proyecto político y socioeconómico del movimiento golpista que pretendía suplantarlo. Cuando más, memorias. El venezolano prefiere recordar que pensar. Tampoco recuerdo, luego de diciembre de 1998, que se planteara la discusión sobre la esencia del gobierno presidido por Hugo Chávez que pretendía instaurar no sólo una dictadura, travestida como casi todas ellas, sean comunistas o fascistas, de “democracia directa y participativa”, sino incluso un régimen totalitario en Venezuela. Recuerdo algunos pálidos aportes de Alberto Garrido sobre la influencia del argentino Humberto Ceresole sobre la mancuerna fuerzas armadas, caudillo, pueblo. Con fuertes resonancias del fascismo carapintada de los militares golpistas argentinos y un desmarque radical respecto de la influencia del castro comunismo cubano, que destacado críticamente por Ceresole le merecería ser expulsado del reino carapintada venezolano. No advirtió el pobre que ya era rojo rojito. Ninguna sobre el fascismo cotidiano del subdesarrollo que subyacía a dicha fórmula, ni muchísimo menos sobre el vínculo Chávez-Fidel Castro, escandalosamente divulgado luego de su primera visita a Cuba, en 1995. Entonces como hoy, en la América Latina estúpida, irracional y delirante, no causaba asombro ni disgustos identificarse con los tiranos, si se proclaman de izquierdas. Pero que ni J.V. Rangel ni Luis  Miquilena permitieron subrayar. Eran sus principales asesores en manipulación electorera, al extremo de llevar a su discípulo golpista a socializar, un vaso de whiskey en la mano, con John Maisto, el embajador norteamericano en Caracas. “Miren sus manos, no su boca”, dijo el torpe y estúpido  personajillo del Departamento de Estado luego de uno de esos cordiales encuentros en la sede de la embajada americana en Caracas. 
Había que travestir el asalto castrocomunista in status nascendi de rebelión democrática. Como en su momento lo hiciera Fidel Castro desde la Sierra Maestra. Primero el asalto. Luego, la verdad. Más nada: confundir al eventual enemigo. Y salvo algunos pocos avispados, todos se tragaron el cuento. Chávez no era el enterrador de la democracia: era el partero de la nueva, resplandeciente e impoluta democracia tropical venezolana. ¿Cómo definir la estrategia y la táctica políticas correctas y adecuadas con las que enfrentar al mortal enemigo, si jamás se ha sabido real y verdaderamente en qué consiste y por qué razón nos vemos envueltos en esa mortal enemistad que nos enfrenta? ¿Si quienes defenestraran a Carlos Andrés Pérez y hoy, gangosos y estridentes, cacarean su usurpado liderazgo, habían decidido pasar agachados y acechar por tiempos mejores? A la carencia de todo pensamiento crítico, que jamás lo tuvieran, inmoral connivencia con la barbarie: inolvidable el silencio alcahuete y aprobatorio de los líderes de entonces ante la burla, el sarcasmo y el desprecio de la asunción de mando. Y lo que da cuenta de la miseria opositora: siguen al frente de la oposición oficialista.
2 
            A juzgar por los hechos y luego de las docenas de elecciones de todo orden habidas desde entonces, jamás se debatió en Venezuela por qué y para qué se elegía, qué proyectos diferenciaban a las distintas posiciones, que ideologías inspiraban a los partidos de una y otra banda. Cuál era, en rigor, el proyecto del gobierno y cuál aquel con el que la oposición de los partidos del establecimiento, viejos y nuevos, pretendían enfrentarlo. Salir de Chávez y luego salir de Maduro: fuera o no fuera cierto, esa ha sido toda la razón que ha asistido a la llamada oposición desde diciembre de 1998. Salir no de quienes nos aherrojan, los dictadores de siempre, sino de los estorbos de malos gobiernos. Es más: aún al día de hoy no existe consenso entre las fuerzas opositoras sobre la caracterización del régimen. Aún en 2006, durante una visita a la presidenta Michelle Bachelet en Santiago de Chile, una comitiva opositora formada por Teodoro Petkoff, Manuel Rosales, Julio Borges y Timoteo Zambrano – sólo faltaban Henry Ramos Allup y Leopoldo López para que ella hubiera sido la fiel y completa expresión del conjunto de las fuerzas opositoras que hoy, a once años de distancia, conforman y constituyen la llamada Mesa de Unidad Democrática –  sostuvo sin titubeos y con una firmeza axiomática que no dejaba lugar a dudas: “Hugo Chávez es un demócrata”. El periódico El Nuevo País, de Caracas, lo destacó con foto principal, a todo lo ancho de la portada.
             La historia, en cambio, se encargó de desmentirlos y confirmar lo que algunos analistas veníamos sosteniendo desde la alborada del 11 de abril de 2002, fecha de la insurgencia popular y el pronunciamiento militar que lo separara durante algunas horas de su cargo: Chávez no sólo no era un demócrata. Era un dictador populista de la peor ralea  y un tirano en ciernes, ya se había entregado a los brazos de Fidel Castro y había decidido pública y verbalmente  convertir a Venezuela en una “segunda Cuba”: “vamos hacia la isla de la felicidad” (sic).  Hasta el día de hoy ninguno de los mencionados propagandistas del talante democrático del caudillo que odiaba a Venezuela y prefirió irse a morir en brazos de su padre putativo en La Habana, ha expresado una sola palabra de auto crítica. Es más: todos ellos continúan actuando como si la colosal falacia que entonces expresaran, sin rubor alguno, siguiera impoluta. Como si ahora su sucesor, Nicolás Maduro, y su régimen – ya mundial y reconocidamente forajido, terrorista y narcotraficante – fuera tan democrático como lo fuera en tiempos del boyante y dispendioso Hugo Chávez.
             Que la oposición que llamaremos “oficialista”, vale decir: acordada tácita o explícitamente con el oficialismo castrocomunista, continúa negándose a reconocer la naturaleza dictatorial, ilegítima, fraudulenta, narcotraficante y terrorista del régimen, lo demuestra el fervor con el que todos sus dirigentes, de AD a PJ y de UNT a Voluntad Popular –  dialogan con sus autoridades, el sacrosanto respeto a su legalidad eleccionaria, así sea impuesta por una quisicosa ilegítima de toda ilegitimidad mediante el fraude más notable, descomunal y llamativo de la historia, falsamente bautizada de Asamblea Nacional Constituyente,  y los acuerdos de convivencia establecidos como para haber aplastado todos los intentos insurreccionales de la Resistencia, ante la cual han hecho como que sí pero como que no, azuzándola cuando le convenía para presionar al acorralado gobierno dictatorial tras sus propósitos electorales, llevando incluso al matadero a decenas de jóvenes esperanzados en el desalojo del régimen, desgastándola a ella y a los millones de combatientes de la sociedad civil en un sacrificio continuado y estéril, y traicionándola cuando obtenidos sus propósitos electoreros constituía un estorbo a la pax Ramos-Maduro necesaria como para montar los centros electorales y darle curso al simulacro de enfrentamiento celebrado en los colegios electorales. A la tragedia del 2014 sucedieron las parlamentarias del 2015. A la tragedia del 2017 suceden las del 15 de octubre. Muertos por voto. Casa por cárcel.
3
             Suena insólito, y cuando menos absurdo, que quienes dirigen los partidos políticos más importantes del establecimiento, controlan todas las universidades y centros de investigación económicos, políticos, históricos y sociales, y disfrutan de una cohorte de asesores, doctores en diversas disciplinas de las ciencias económicas y sociales, no hayan resuelto debatir pública, abierta, democráticamente sobre la naturaleza del régimen, la caracterización del período, el proyecto estratégico que inspira las acciones de la dictadura, el proyecto global que, desde La Habana y Sao Paulo, lo inspira. Es más: sobre las características de la crisis humanitaria a que ha dado lugar, el papel que desempeña en el conflicto que enfrenta a las grandes y medianas potencias, las perspectivas abiertas  a nivel global para su resolución y, desde ese análisis profundo y descarnado, pueda justificar sus acciones o alterar sus programas y puntos de vista. Y que en lugar de avanzar por la senda de la investigación, el pensamiento y la reflexión acerca de los que somos y deseamos ser, se desgasten pariendo un bodrio farandulero y ominoso para difamar en el más puro estilo nazifascista a quienes se resisten a pasar por el aro de las madamas del CNE y su ANC. 
            Llevado al nivel de los partidos, directamente responsables de la miseria del debate, aún no expresan sus proyectos tácticos y estratégicos. ¿Qué diferencia a AD de PJ, a UNT de VP, a AP del MAS, a la Causa R de COPEI? Los que se confiesan socialdemócratas, ¿son socialistas? ¿Los justicieros son socialcristianos? ¿Dónde encasillar a los huérfanos de partido capaces de encuadrarse en cualquiera de ellos y ser su candidato a gobernador? ¿Qué fuerzas o sectores sociales y qué ideología representan un Ismael García o un Luis Florido, un Henrique Capriles o un Henry Falcón, un Leopoldo López o un Julio Borges? Salas Römer ¿puede representar indistintamente las misteriosas ideologías de VP o de PJ? Asunto difícil de dilucidar, toda vez que muchos de ellos han transitado de un partido al otro como quien se muda de ropa interior. Sin traumas aparentes en su universo de certidumbres. ¿O carecen de ellas?
            De una sola cosa podemos estar ciertos: todos se reconocen de izquierda. Que en Venezuela, reconocerse de derechas es poner el cuello en la guillotina. La derecha, sepa Dios en Venezuela qué y a quiénes represente, es un clavo ardiente. Ser liberal, un verdadero y gran honor para hombres de la talla y la estatura de un Mario Vargas Llosa, un Enrique Krauze, un Macri o un Pedro Pablo Kuczynski es poco menos que pecaminoso. Ser de izquierdas, un honor. Ser de derechas, un improperio.
            Mientras continúe  la miseria del debate, no habrá debate sobre la miseria. Sus protagonistas están demasiado ocupados en participar de las próximas elecciones como para pensar en las próximas generaciones. En Venezuela rige solapada e implícitamente la norma de las peores dictaduras: SE PROHIBE PENSAR.


LOS DESCUBRIDORES MUD-PSUV por Agustín Blanco Muñoz


Agustín Blanco Muñoz | 16/10/2017 | Web del Frente Patriótico
EL LLAMADO DESCUBRIMIENTO DA INICIO EN ESTAS TIERRAS
AL MODO DE PRODUCCIÓN INVASOR
Quienes se sienten y actúan como descubridores están celebrando los 525 años de lo que en realidad es una clara y definida invasión. Una masacre con miras al exterminio. El  más  extendido sometimiento de una sociedad.
Bajo este efecto actúa la mentalidad colonizada, producto de un tal descubrimiento que habría hecho una “madre patria” culta y civilizada, a quienes ni siquiera poseían la  condición de gente.
Es el asesinato de millones de seres humanos por un Estado  y una Iglesia que  lanza a los originarios esta sentencia: “¡Hazte cristiano, o muere!”.

Y sobre este dominio se levanta un modo de producción  invasor que tiene el signo de fuerza y abierta violencia para imponer cadenas, oprimir y explotar de la manera más profunda y  que, por desgracia, tiene muchos contenidos vivos  en la actualidad.


DESDE ENTONCES HASTA HOY LAS CÚPULAS GOBERNANTES HAN CUIDADO QUE NO SE ROMPA EL ORDEN ESTABLECIDO EN  1492
Las “independencias”, las guerras de todo tipo y colores, dictaduras, democracias y revoluciones han cuidado y cuidan para que no haya ruptura del orden establecido en 1492.
Y por esto no es de extrañar que este 15-O veamos en plena acción  el poder de las cúpulas que descienden y mantienen la doctrina y mentalidad de los descubridores. Son los buscadores de espacios geopolíticos e institucionales para someterlos y sacarles los mayores beneficios. Y en este sentido queda claro que las mayorías hoy, como a lo largo del período, sólo cuentan para ser saqueadas a cambio de  migajas.
En este momento, las descubiertas oposiciones forman parte de un juego electoral dispuesto por la maquinaria, igualmente descubierta y violenta, de este Estado de las miserias.
El episodio con la trampa que montan los descubridores del  régimen  tiene como carnada las sentencias 155-56 que toma el TSJ el 27-28/03/17, mediante las cuales  formalizaban la  extinción por “desacato” de la Asamblea Nacional.



LAS OPOSICIONES CAEN EN LA TRAMPA DE RESPONDER CON CALLE-VIOLENCIA LA PROVOCACIÓN MONTADA POR LA CÚPULA GUBERNAMENTAL
A partir de este evento la dictadura comienza a levantarse del hoyo en que se encontraba por la presión nacional e internacional para que convocase las elecciones ilegalmente postergadas.
Y este logro se debe a algo muy concreto: las oposiciones   caen en la trampa de responder con la calle-violencia la provocación montada por la cúpula gubernamental y se fijan como propósito   sacar a Maduro ya.
Y corren esta aventura contando con las fuerzas e ímpetu de las fracciones de la Resistencia (cuya historia reclama capítulo aparte). Pero al caer en cuenta de que las fuerzas criminales del Estado revolucionario no tienen límites, deciden pasarse a militar en los espacios electores         que les ofrece la dictadura.
Y por eso podemos ver que, después de casi 150 asesinados y  establecida desde el 04/08/17 como máxima autoridad una Asamblea Nacional Constituyente, que las oposiciones no pudieron impedir, aceptan ir a elección de gobernadores  cuya convocatoria realiza la misma ANC que  dicen adversar por ilegal.
DE LA DERROTA DE LA CALLE-VIOLENCIA AL TRIUNFO
DE LA CALLE-VOTO
Ahora anuncian que la derrota de calle-violencia se convertirá en  triunfo de la calle-voto. Ganarán las 23 gobernaciones y luego  alcaldías y  presidencia. Según esto, la otra cúpula,  con todos los poderes y decisión de que sólo puede ser derrotada por las armas, ante los triunfos opositores se rendiría y auto-hundiría su revolución.
EL ÚNICO ENEMIGO: LA ABSTENCIÓN
El único enemigo de peso en este plan son los abstencionistas que pretenden descalificar una MUD que en su negociado saltó  de la calle violenta al voto  y mandó los muertos a enterrar sus muertos.
En general, las posiciones cuentan con una buena parte del voto independiente (ni-ni) debido  al gran descontento popular ante la situación económica de este ex país. Pero ante las incoherencias, que llegan a leerse como negociaciones,  burlas o engaños, se debilita cada vez más la ya frágil credibilidad de la MUD.
No obstante, en esta hora se ha conseguido como aliado un buen grupo de desesperados o convencidos de la necesidad de hacer esfuerzos por bajar la abstención y así ganar más gobernaciones. Allí se encuentran buena parte de la Banca, Conindustria, Consecomercio, Fedecámaras, la Iglesia, artistas, personalidades, gremios profesionales, universidades, medios de comunicación, parte de los presos políticos, federaciones estudiantiles, De esta manera se llega a creer que se producirá un “terremoto político” que llevará a Maduro y su pléyade a “irse ya”.


LA PROCLAMACIÓN-VENTA DE OTRO ENGAÑO
Esta es, queriendo o no, la venta y proclamación de otro engaño. Porque la política descubierta  de los acuerdos-negociaciones, basadas en el electoralismo, controlado por el régimen, no acabará con el mismo.
PJ, VP, AD, UNT, AP, ABP son, entre otros,  representaciones invasoras de hoy, participantes o apoyadores silenciosos   de las acciones abril-julio. A su lado los también descubridores del  PSUV, pisando sobre muertes que no  detienen ambiciones.
Y lo que sigue al 15-0 tiene cara  de mayor  tragedia. Comenzando por la anunciada negativa de la MUD a que sus  gobernadores electos se juramenten ante la ANC. Porque  sin plegarse a la “máxima autoridad” que es la ANC originaria, plenipotenciaria y supraconstitucional, no podrán asumir el cargo.


UNA GUERRA ENTRE DESCUBRIDORES
Una pelea entre descubridores que  aumentaría los niveles del cuadro de guerra social ya establecido. Sin embargo, una negociación o pacto entre las fuerzas del orden  postergaría  cualquier  tentativa de ruptura.
Y a la fecha ¿cuál es el socio de los descubridores que registra mayores beneficios? En marzo el régimen de la narco-revolución estaba poseído de gran preocupación. Era considerable su debilidad en el plano político-institucional.
Pero tuvo el desgraciado acierto de provocar una violencia que le atribuye a un adversario que actúa de manera torpe y que ni siquiera tiene la habilidad de devolverse del camino a que ha sido conducido, a pesar de ver caer uno tras otro asesinado de sus filas.


EL GOBIERNO-REVOLUCIÓN-PSUV MONTÓ CON SU CNE
EL SUPRAPODER DE LA ANC
El gobierno-revolución-PSUV  montó con su CNE, y apoyado en la débil oposición MUD, el supra-poder ANC que ahora defenderá  por todos los medio, con la violencia legal de su Estado y todas las fuerzas de sus militares, narco-delincuenciales y civiles.
Y se trata de un poder constituyente originario (ANC) que convocó y rige la elección de gobernadores como lo hará con  alcaldes y presidente. Todos tendrán que plegarse y respetar esa máxima autoridad de partido único, considerada y defendida en cuanto a su legalidad.
Fue un proceso organizado por el mismo CNE que ahora está al frente del proceso eleccionario para gobernadores. La única diferencia está dada por el hecho de que en el camino ese CNE debió plegarse al poder de poderes  en la ANC y pasar a ser a instancia convocante de este proceso.


PARA EL OFICIALISMO QUIEN VOTE EL 15-0 RECONOCE
Y LEGITIMA LA ANC
Por ello el decir oficialista de que quien vote el 15-0 automáticamente reconoce y acepta la legitimidad de la ANC.
De modo que a esta hora el gran ganador de esta contienda descubierta es la llamada revolución. Cualquiera sea el número de gobernaciones que pierda estará justificado por la plena legitimidad de su ANC como poder supremo. 
Sin embargo, parece interesante dejar sentado al paso que las estimaciones que dan a la MUD hasta 23 gobernaciones no tienen en cuenta lo que significa el  aparato de control del Régimen. 


HAMBRE Y MISERIA COMO ELEMENTOS DE CONTROL
Hacer del hambre un elemento de control y de la miseria en general una amenaza de muerte de la que sólo puede salvar la bolsa de comida y medicinas obliga a los desheredados a estar a merced de la sobrevivencia.
¿Es falso que en cada una de las 20 gobernaciones que controlan tienen establecido operativos de sometimiento y amenaza? ¡Estás con nosotros o morirás de mengua!
HAY QUE ASUMIR UNA CONCIENCIA NO DESCUBIERTA SI SE PRETENDE 
CAMBIAR ESTA HISTORIA
Sancho, mientras  el colectivo-pueblo no asuma esta historia y adquiera una conciencia no descubierta que impida toda supeditación a  los descubridores, seguiremos en las mismas miserias!
@ablancomunoz